Pages - Menu

13.3.13

Diario del seductor - Soren Kierkegaard




La timidez es arma compleja de blandir. Las chicas jóvenes hablan con mucha dureza de los hombres tímidos, aunque en secreto les caen bien. Un poco de timidez halaga su vanidad, les hace sentirse superiores. [...] Si descubren que esa timidez no es más que una ficción, se sonrojan, pero al tiempo se sienten muy contentas, pues gracias a ella han podido ir más lejos de lo que debían, como cuando se sigue tratando durante largo tiempo a un muchacho como si aún fuese un niño. 


Fotografía: Laura Makabresku

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sigue a Suzy Bishop