Pages - Menu

6.5.13

Drácula - Bram Stoker



Ay, amigo John, ¡qué mundo tan extraño, qué mundo tan triste, qué mundo tan lleno de miserias, penas y disgustos! Y, sin embargo, cuando llega la risa, los hace bailar a todos al son que toca. Los corazones heridos, los huesos secos del cementerio y las lágrimas que arden al caer, todos bailan juntos con la música que hace con esa boca suya sin sonrisa. Y créeme, amigo John: viene por bondad y compasión. Ah, los hombres y las mujeres somos como sogas en tensión por las fuerzas que tiran de nosotros en varios sentidos. Entonces vienen las lágrimas, que nos tensan más, como hace la lluvia al mojar las sogas, hasta que la tensión se vuelve excesiva quizá, y nos rompemos. 

Fotografía: Laura Makabresku

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sigue a Suzy Bishop